Berro de agua, cebolla y perejil, que depuran el organismo.

Estas plantas tienen una extraordinaria capacidad diurética y depurativa. ¿Eso te interesa? Y tanto, porque facilitan el movimiento de esos líquidos que te hacen sentir como un globo.

Penetran en la piel y se encargan de desinflamar, reducir la hinchazón y eliminar las toxinas, al mismo tiempo que equilibran el sebo cutáneo. Genial para las pieles grasas.

La riqueza de antioxidantes y oligoelementos fortalece los vasos sanguíneos, mejorando la circulación. Como estas plantas ayudan a metabolizar el agua de los nódulos de la celulitis, reducen su volumen. Consigue piel más tersa y lisa.

El berro de agua reduce la acumulación de grasa, una gran ayuda contra la piel de naranja. La cebolla y el perejil además tienen cierto efecto antiséptico y antibacteriano, regalándote una barrera más contra las agresiones externas.

Por si te lo estás preguntando: no, Body Slim no huele a ensalada. Tiene un fresco punto herbal.

Aceite de cártamo, para estimular la circulación.

Con la de pinchos que tiene el cártamo y lo agradable que es su aceite. Se utiliza en muchos tratamientos de la medicina ayurvédica y aquí nos fijamos en lo que aporta para tu piel.

El aceite de cártamo, rico en omega-6 y vitamina K, ayuda a tener una circulación eficaz, más vigorosa, genial para mejorar el drenaje. Además, hidrata en profundidad. Nos gusta que penetre tan bien en la piel y su tacto «seco», que sin engrasar suaviza y calma las irritaciones.

Cítricos que rejuvenecen tu piel

Sí, naranja para mejorar la «piel de naranja». El pomelo y los aceites esenciales de naranja dulce y limón te dan mucha vitamina A y C, antioxidantes que frenan a los radicales libres que envejecen tu piel. Envejecer es más que tener arruguitas. Es perder elasticidad, firmeza y buen riego.

Una piel joven y tonificada resiste más a las agresiones y presenta mejor circulación para reducir varices y estimular el drenaje. ¡Así eliminas más líquidos!

Aquí la manzanilla no te la tomas en una infusión: te la vas a aplicar con un agradable masaje. Es un gran antiinflamatorio y estimula la circulación para eliminar las toxinas acumuladas, como el ácido úrico.

Aceite esencial de lavanda, que alivia la piel sensible

Entre todos los grandes poderes que esconde la delicada y aromática lavanda, nos encanta cómo regenera e hidrata la dermis. Calma la molestia de esa tirantez típica de la retención y el dolor de la celulitis más sensible al roce.

Aloe vera, el rey de los calmantes cutáneos

Qué decirte que no sepas, ¿verdad? El aloe refresca, despierta y estimula la dermis, es un cicatrizante y calmante extraordinario y tiene propiedades antibacterianas. Genial para proteger tu piel por fuera.

Y, por dentro, eliminas toxinas y rejuveneces las células. Esto mejora la circulación y, con ella, la eliminación de líquidos y la celulitis.