• ¿Cuándo?

Con solo un poco de cariño por semana sentirás la piel más suave, lisa y rejuvenecida. Un día y te olvidas hasta la siguiente semana.

Si quieres darle un empujón y ver resultados más inmediatos para tu próximo photocall, puedes probar con unas 2-3 veces por semana. Consúltanos y vemos si tu piel lo necesita.

• ¿Cómo?

Tómatelo con calma, que rejuvenecer es ganar tiempo.

Te recomendamos que te la pongas por la noche, después de desmaquillar y lavar el rostro, para que la piel la absorba mejor. Aplica una capa uniforme de mascarilla con un pincelito o directamente con los dedos sobre la piel limpia y seca. La notarás fundente, enriquecida, se ve «nutritiva».

Te sugerimos dos opciones:

a) Deja que los activos hagan lo suyo unos 15 minutos. Estarán trabajando por dentro, al mismo tiempo que notas un efecto tensor inmediato por fuera.

Después, retira suavemente con una toalla limpia humedecida y continúa con el tratamiento que sigas, si es el caso.

b) O deja que los activos se absorban tras un agradable masajito y toda la noche por delante.

Quién sabe, quizá amanezcas convertida en Cleopatra.