• ¿Cuándo?

Cuando la acumulación de líquidos es una verdadera molestia, hay que dar un tratamiento intensivo. Lo harás así:

— Por la mañana, Body Slim, antes de empezar con las tareas del día dentro o fuera de casa. Le gusta la actividad y eso favorece la eliminación de líquidos.

Body Slim es perfecto para este momento del día porque se absorbe de inmediato y además tiene un tacto seco, no graso y sin manchar. Ponérselo y vestirse, así de fácil.

— Por la noche, Oil Active. Aplícate este aceite cuando bajes el ritmo y apagar las luces.
Actuará durante el descanso regenerando la piel en profundidad y activando la circulación.

• ¿Cómo?

Los líquidos pueden quedar retenidos en diferentes partes del cuerpo. Ese abdomen que parece el doble o esos pies que no entran en los zapatos lo confirman, ¿verdad?

Cada parte del cuerpo pide su forma de cuidados. Toma nota:

— En las piernas

Aplícate Body Slim o Oil Active subiendo desde los tobillos hasta la ingle con movimientos circulares. Masajea unos segundos la parte posterior de la rodilla para estimular los ganglios y facilitar el drenaje.

En los muslos masajea por la parte interna subiendo desde la rodilla hasta la ingle. No te olvides de los ganglios que tienes entre el muslo y el glúteo, para mejorar el drenaje.

Para acabar, haz un par de bombeos completos desde el tobillo hasta la ingle, presionando los ganglios con suavidad. Te quedarás como nueva.

— En los brazos

Extiende el gel subiendo desde los codos hasta las axilas, primero por la parte externa y luego por la interna.

Hazlo con movimientos circulares, intensos pero calmados, para que el gel entre en profundidad. Acaba con un par de bombeos.

— En el abdomen

Ponte Body Slim o Oil Active en el coxis (sí, atrás, en la cadera) y presiona suavemente para activar los ganglios.

Sigue por los flancos y la cintura hasta el lateral del abdomen. Masajea en el sentido de las agujas del reloj para estimular el flujo interno hacia los laterales de la pelvis.

Acaba el masaje donde lo has empezado: pasa del abdomen al coxis para cerrar el masaje.

Si estás embarazada, no uses Body Slim en el vientre. Reduce la retención de líquidos centrándote en las piernas y brazos y te irá estupendo.