El Tratamiento Aumento de Pecho está formulado con un 100% de ingredientes naturales y veganos, un 53% de ellos de origen ecológico, sometidos a los más estrictos controles de calidad. Sin aceites minerales, siliconas, PEGs, parabenos, libre de pesticidas químicos y herbicidas tóxicos. 

▶ Pueraria mirifica, el «tubérculo de oro» tailandés, para tonificar y hacer crecer tu pecho

Nadie conoce mejor los efectos de esta planta que las mujeres del norte de Tailandia, donde se cultiva (casi) en secreto desde hace generaciones. Sus grandes propiedades para rellenar el seno y sus beneficios rejuvenecedores, son tan extraordinarios que el país asiático controla con lupa a quién permite conseguirla. Quieren que siga siendo un ingrediente gourmet.

Es una fuente de isoflavonas naturales que estimulan el desarrollo y la regeneración de las células en el interior del seno para darle mayor volumen y firmeza. 

En el Tratamiento Aumento de Pecho y ahora, con la nueva fórmula de la crema Push Up Sen tenemos ¡hasta un 200% más de puerariaria mirífica!

 Ácido hialurónico: el refuerzo antiestrías que consigue rellenar el seno y cicatrizar tu piel con hidratación profunda.

Detrás de éste ácido hialurónico vegano hay una compleja biotecnología. Reconstituye las fibras que sostienen los tejidos gracias a su alta capacidad para atraer y retener el agua, consiguiendo una mejor forma y simetría en el seno.

De origen vegano, nada de crestas de gallo, aletas de tiburón o articulaciones de las vacas ( ¡agg! ). Nuestro ácido hialurónico proviene de la biotecnología vegetal a partir de la fermentación de cereales. Esto, además del beneficio de ser cruelty-free, nos ofrece un ingrediente natural cuyas moléculas son más pequeñas y de más fácil absorción para nuestro organismo. El resultado: una acción sobre tu piel mucho más rápida y duradera.  

Ácido hialurónico + Acerola

Aporta a la piel la flexibilidad necesaria para adaptarse a los cambios y prevenir la consecuente aparición de estrías. Hace posible que la estría reciente (roja o violácea) disminuya hasta un 80% y la de tiempo (blanca) mejore su textura y grosor hasta un 50%.

Además, la acerola tiene una alta concentración de vitamina C, E y otros antioxidantes rejuvenecedores que te previenen de las manchas.

Trébol rojo, rico en oligoelementos, vitamina C e isoflavonas. Gran antioxidante, con agentes antienvejecimiento con los que mejoras la elasticidad y resistencia del pecho reduciendo y previniendo las estrías.

Alga wakame, protectora y desintoxicante de la piel

Recupera el buen color de tu piel y la protege de los contaminantes que degradan las células, gracias a los minerales esenciales que la componen. La consecuencia: unas células más longevas, más saludables y una piel del seno mucho más suave y tersa.

▶ Centella asiática, el top de la firmeza.

Es el ingrediente por excelencia en prevenir la flacidez y el relajamiento tisular favoreciendo la firmeza del tejido mamario. Su alto poder tonificante activa el colágeno y la elastina, encargados de fortalecer los ligamentos y fibras que componen el sostén natural del seno.

▶ Aceite de sésamo y echinacea: te alivian en los momentos que más lo necesitas.

Dos remedios de la medicina ayurvédica que, en nuestro Sérum Firming Sen, aportan su poder antiinflamatorio. Estos valiosos ingredientes naturales, consiguen aliviar las molestias y la tensión de las mamas producida por la menstruación o por otros cambios hormonales.

Vas a mejorar la microcirculación de la zona del pecho eliminando la inflamación y la sensibilidad. 

▶ Granada: rica en vitaminas B1, B2, y C, hierro, manganeso, calcio y betacarotenos.

Uno de los más potentes antioxidantes de la naturaleza. La granada es una fuente natural para combatir el envejecimiento celular que además previene la hiperpigmentación y la aparición de manchas oscuras que tanto nos preocupan a la hora de lucir nuestro escote.

▶ Además manteca de karité, mango, aceite de almendras dulces, coco, aloe vera y muchos más le dan un montón de propiedades nutritivas esenciales para tu piel.

En definitiva:

Ganas centímetros de volumen en tu seno al mismo tiempo que refuerzas la piel para sostenerlo y elevarlo. Más redondeado, más tonificado, más elevado.

La piel del busto y el escote se refuerza, rejuvenece y se hace más elástica y firme. Además, lo ves más luminoso, terso y con tono más uniforme.