Es muy agradable, es fresca, es ligera, tiene un aroma delicioso y te deja la piel limpia, suave y nada tirante. 

En cuanto aplicas su suave espuma en tu piel notas la agradable y fresquita sensación chispeante de las micelas limpiando en profundidad.

Actúa con suavidad, no irrita y tiene un olor frutal delicado y muy agradable, donde predomina el olor a manzana.

Deja la piel hidratada al instante, un tacto liso y uniforme.