A Anti-cellulite Cream le gusta que te muevas porque su acción anticelulítica se potencia con la actividad. Es la mejor manera de aprovechar al máximo sus superpoderes. Así que, además de aplicarla por la mañana y por la noche, siempre que puedas, utilízala antes de hacer ejercicio.

Cuando empieces a utilizar Anti-Cellulite Cream, una buena idea para ayudar aún más a tu cuerpo a eliminar esas toxinas que le sobran, sería añadir a tu día a día un par de vasitos más de agua. Ya sabes, nunca están de más.

Y si tienes fecha límite para despedirte de la celulitis y perder unos centímetros de grasa, te recomendamos el Tratamiento Anticelulítico Intensivo, que combina todos los beneficios del Slim Oil con los de Anti-Cellulite Cream en un tratamiento súper potente.