La sobreinformación cosmética, como evitarla

En ocasiones, usar demasiados cosméticos o incluso, una mala combinación de ellos puede acabar perjudicando nuestra función barrera.
Hola, soy, Beauty Coach de Natvral Lavde y hoy os voy a hablar sobre este tema tan actual.
El sector de la cosmética está en constante evolución y cada día aparecen nuevos y diferentes productos que nos vemos tentados a probar: cremas, mascarillas, exfoliantes, productos antienvejecimiento, sérums, brumas...
Pero no podemos olvidar que nuestra piel no está preparada para todo lo que le echen; a veces, menos, es más.

¿Cómo lo sabemos?

La sobreinformación cosmética, como evitarla

La sobre-información cosmética, ¿cómo la puedes evitar?

Hoy… un tema súper interesante, cómo saber si usas demasiados productos para la piel. ¿Estás segura de que tu rutina cosmética es la correcta y no usas demasiados productos para tu piel?

Lo más importante que tiene nuestra piel, es su función barrera, la función de defensa contra las agresiones externas.

En ocasiones, usar demasiados cosméticos o incluso, una mala combinación de ellos puede acabar perjudicando nuestra función barrera.

El sector de la cosmética está en constante evolución y cada día aparecen nuevos y diferentes productos que nos vemos tentados a probar: cremas, mascarillas, exfoliantes, productos antienvejecimiento, sérums, brumas...

Pero no podemos olvidar que nuestra piel no está preparada para todo lo que le echen; a veces, menos, es más.

La piel nos habla y hay que estar atentos.

En primer lugar, siempre hay que conocer nuestro tipo de piel y sus necesidades. No siempre a la misma edad la piel tiene la misma necesidad ni en todas las estaciones del año debido al clima.

Si usamos demasiados productos o probamos remedios caseros “milagrosos” que no son adecuados para nuestro tipo de piel, no solo no solucionaremos nuestros problemas, sino que causaremos otros nuevos.

Cuando en la piel aparecen rojeces, eccemas, descamación, sarpullidos o pequeños granitos nos tenemos que alertar. Se debe a una mala combinación de cosméticos o a una saturación de la piel, lo que en vez de beneficiarnos nos termina perjudicando.

En alguna ocasión te habrás preguntado si es realmente necesario incluir en la rutina todos los ingredientes activos de los que oímos hablar y como te he dicho antes, la respuesta es NO.

¿Qué hacer cuando nuestra piel pide ayuda?

Os voy a dar diferentes pistas para que puedas identificar de forma rápida si el cosmético que estás utilizando es el adecuado para tu piel:

  • Exceso de brillo: indica que nos estamos sobrepasando con la hidratando de nuestra piel
  • Sarpullidos o pequeños granitos: significa que es necesario cambiar a productos oil-free, ya que el poro tiene un exceso de grasa y necesita oxigenarse
  • Descamación o aparición de arrugas finas: da a entender que nos estamos quedando cortos a la hora de la hidratación que te aporta el cosmético
  • Enrojecimiento: muestra que el producto que usamos nos irrita, ya que es demasiado fuerte o su PH irrita nuestra barrera cutánea.
  • Eccemas: aparecen en consecuencia de no haberle prestado atención a tiempo de las alteraciones que han salido

Y llegados a este momento…¡La pregunta del millón!

¿Cuántos productos usar y en qué orden?

Esto es sencillo, depende de las necesidades de cada tipo de piel y de las preferencias que cada persona tenemos. Especificar un número concreto de productos a utilizar es muy personal.

En primer lugar, doy por hecho que ya sabemos que empezamos nuestro skincare con una buena higiene facial, donde previamente hemos utilizado un limpiador sin alcohol con PH equilibrado para que nos deje nuestra piel suave e hidratada.

Recordando, no abusar del agua caliente, siempre fresquita o tibia y secándola con tissues o muselinas de algodón, nunca con toalla (que acumulan gérmenes).

Aunque sé que a veces nos da pereza este paso, no nos lleva más de 20 segundos. Por ello, no debemos recurrir a la alternativa rápida, las toallitas. Ya que no limpian en profundidad la piel, nos dejan residuos, pueden causar irritación y no son aptas para pieles sensibles, con eccemas o rosácea.

En segundo lugar, ya pasamos a tener en cuenta las consistencias del cosmético.

Pasamos de utilizar texturas más fluidas y ligeras y finalizamos con las más densas y consistentes.

  1. Sérum anti polución, de vitaminas …
  2. Contorno o sérum antienvejecimiento / tratamiento (si los sueles utilizar)
  3. Crema de tratamiento

Te resulta sencillo, ¿verdad?

Natvral Lavde te ofrece una gama de cosméticos 100% libre de tóxicos, aptos para veganos y celíacos, de alta eficacia testada y además cuenta con el ingrediente estrella, los probióticos. Donde la hidratación y el factor antiaging van de la mano.

¿Te animas a que te ayude a crear tu rutina perfecta? No dudes en dejarme en comentarios tu tipo de piel para que nuestras asesoras te personalicen tu skincare perfecto.

 

LECTURA RECOMENDADA

PRODUCTOS MENCIONADOS





1 comentario

Hola,yo utilizo esta firma Natural Lavde y estoy encantada…mi piel ,y tanto en facial como corporal…es impresionante el cambio…si que es cierto,que hay que compaginarll con una saludable alimentación…las cremas y tratamientos son un complemento en nuestro día a día… Las brumas son una pasada…el serum facial…te aporta mucha luminosidad… El aceite reafirmante corporal personalizado…ummm…sin palabras…me encanta!!!!
María estoy muy contenta,de haberte conocido y a tús productos…que son una maravilla.

Un abrazo y un beso 😘

Rosa 18 enero, 2023

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

TENEMOS NOVEDADES Y SORPRESAS QUE SOLO PUEDES VER EN NUESTRA NEWSLETTER